La historia de la canción Noche de Paz, la más famosa del mundo

"Noche Silenciosa", de un sacerdote austríaco, se volvió tan popular al punto de ser declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.


Según el sitio es.aleteia.org, "Noche de Paz” es una de las canciones de Navidad más populares del mundo. Fue traducida en aproximadamente 45 idiomas. Es tan conocida que se volvió un clásico declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2011.




El portal indica que el compositor de la canción fue el sacerdote Joseph Mohr, de la parroquia de San Nicolás, en la pequeña ciudad austriaca de Oberndorf.


Los registros señalan que la canción fue interpretada por primera vez en la Misa de Gallo de 1818, en esa misma parroquia y en un contexto peculiar: el sacerdote estaba un poco inquieto porque el órgano de la iglesia estaba descompuesto – los fuelles estaban roídos por los ratones. En esas condiciones, la cantata de Navidad corría peligro de ser un fracaso.


Para remediar la situación, el sacerdote salió en busca de un amigo, el músico Franz Xaver Gruber. El sacerdote Mohr había escrito un poema de Navidad dos años antes y necesitaba que Gruber creara una melodía. Algunas versiones del relato, sin embargo, dicen que el sacerdote compuso la letra en pleno camino a la casa de Gruber.


Cuando Franz vio la letra, dijo que podría ponerle música, ya que era simple y la melodía necesitaba ser fácil para que los parroquianos aprendieran rápidamente a cantarla. Además de eso, la canción tenía que tocarse en guitarra y flauta, porque no había tiempo para nada más elaborado – puesto que el órgano estaba fuera de la cuestión en ese momento.


El sacerdote Mohr agradeció al músico y volvió corriendo a la parroquia para terminar de organizar la Misa de Gallo. En la noche, Franz llegó a la iglesia con la guitarra y reunió al coro para enseñarle la música improvisada.


Esa Navidad de 1818, los fieles de la Iglesia de San Nicolás cantaron, maravillados, la sencilla y envolvente melodía que, sin que pudieran imaginarlo, se volvería la canción de Navidad más conocida del planeta.


De una pequeña parroquia al mundo entero


Gruber realizó nuevos arreglos antes de su muerte, en 1863. En 1845, ya había surgido el primer arreglo para orquesta y, en 1855, uno nuevo para órgano.


En 1900, la canción ya era mundialmente conocida.


En 1918, fue celebrado el centenario de la composición.


Pero ¿cómo fue que una canción tan simple se expandió de esa forma por todo el mundo?


Una narración popular dice que el técnico que fue a arreglar el órgano de la parroquia de Oberndorf había oído la historia del sacerdote y pidió que le tocaran la canción. Se quedó tan impresionado que empezó a repartir la melodía por todas las iglesias por donde pasaba.


Lo que empezó de forma improvisada y bajo una perspectiva de “fiasco” en plena misa de Navidad se volvió un bellísimo regalo navideño para toda la humanidad en forma de canción.


Respecto a la iglesia de San Nicolás en Oberndorf, ya no existe: fue demolida al inicio del siglo XX porque, al estar cerca del río Salzach, sufría constantes inundaciones. Para sustituirla, fue construida en la década de 1920, en un lugar 800 metros más alto, la Capilla Memorial de la Noche de Paz (en alemán, Stille-Nacht-Gedächtniskapelle – cf. foto abajo), que a pesar de acoger solamente a veinte personas de cada vez, recibió al final del año a alrededor de 7 mil peregrinos para la misa de Navidad.


Además, “Noche Silenciosa” es el título original de la canción en alemán: “Stille Nacht”. La traducción literal fue mantenida en la versión en inglés “Silent Night”. Otras lenguas, sin embargo, tuvieron que adaptar la letra para hacerla caber en la melodía.

Visita tambien 

Creado por David E. Cepeda @DavidECepeda