Otros usos de la pasta de dientes

La pasta de dientes es un artículo de higiene que puede resultar muy versátil. Y es que no solo sirve para mantener nuestra boca limpia, sino que podemos utilizarla en diferentes situaciones del día a día en nuestro hogar. Te lo mostramos a continuación.




Como producto de limpieza la pasta de dientes también sirve para limpiar otro tipo de suciedad. Resulta muy útil a la hora de eliminar cualquier mancha de lápices de colores en paredes blancas. Frota la superficie con un trapo sobre el que hayas echado un poco de pasta y verás cómo en cuestión de minutos la mancha desaparece por completo.


Este artículo puede utilizarse para limpiar también otros objetos como suelas de los zapatos, grifos, teclas de piano y cualquier tipo de metal. Asimismo, es muy eficaz para eliminar manchas de café y vino, y se recomienda aplicarla sobre la suciedad de la ropa antes de meterla a la lavadora. Como producto de uso personal.


Para cualquier tipo de picadura, aplícate pasta de dientes y te calmará la picazón. Eso sí, mientras tanto, debes buscar el remedio más idóneo dependiendo del tipo de picadura. ¿Tienes granos y no cuentas con nada mejor a mano? Un poco de este producto resulta perfecto para secar las espinillas.


La pasta de dientes también es útil para cardenales y moratones. Extiende un poco sobre la superficie afectada, repite el proceso durante varias noches y verás cómo desaparecen más rápido que en otras ocasiones.


En caso de que quieras cambiar tu color de uñas y careces de quitaesmaltes, no te preocupes, la pasta de dientes vuelve a ser la solución. Y aún hay más, si odias ese olor que se queda en las manos después de manipular ajos y cebollas, aplícate pasta de dientes en los dedos y eliminará el olor mejor que un lavado de manos. tomado de la red.

Visita tambien 

Creado por David E. Cepeda @DavidECepeda