Mujer llora lágrimas de cristal



Armenia. Satenik Kazaryan, de 22 años, oriunda de la localidad de Spandaryan, sufre de una extraña condición, en la que los ojos lloran “lágrimas de cristal”,  un dolor insoportable que los médicos no pueden calmar.


Según lo relató ella misma, puede llorar hasta 50 lágrimas afiladas por día, causándole un padecimiento insoportable. Por otra parte, afirmó que los medicamentos que le suministraron, luego de las primeras consultas, ya no hacen efecto.


Además explicó que una vez sintió que le había entrado "polvo" en sus ojos, pero la realidad era mucho peor. "Fui al oftalmólogo y me removió un par de cristales. Ahora mi vida se convirtió en un infierno". "Todos los médicos están en shock. Jamás habían visto una enfermedad de este tipo y no saben cómo tratarla ni cómo diagnosticarla", relató Satenik.


En un principio, los doctores no le prestaban atención, porque creían que estaba mintiendo. Su suegra, Zemfira Mikaelyan, contó: "Los doctores no nos creían, porque nunca habían visto algo así. De hecho, uno nos echó de su consultorio, porque pensó que se trataba de una farsa". Sin embargo, ahora se dieron cuenta que se trata de una condición verdadera y están estudiando el caso para darle un tratamiento específico.


Por el momento nadie pudo ofrecerle a Kazaryan un tratamiento para sanar la extraña condición. Además, al formar parte de una familia muy humilde, tampoco cuenta con la posibilidad de viajar al extranjero en busca de un diagnóstico.


 La oftalmóloga rusa, Tatiana Shilova, se expresó respecto al caso afirmando que la condición "es inusual, pero no única". "En una lágrima hay proteínas, grasas, microelementos, tiene cierta composición iónica. Si la concentración de sal aumenta, esto puede provocar la aceleración de la cristalización. Las proteínas en las lágrimas también pueden incrementar su densidad", aseguró.


Por otra parte, dijo que: "Los cristales aparecen, no solo desde el lado de la membrana mucosa del ojo, sino que se pueden formar en el hígado, los riñones y asentarse en forma de sales en los órganos. Esto es peligroso y requiere investigación", concluyó.

Visita tambien 

Creado por David E. Cepeda @DavidECepeda