Se quemó para ponerse fea y evitar golpes del novio


Una joven de 22 años, víctima de numerosos episodios de violencia de género, tomó una drástica decisión para evitar que su novio continúe pegándole. Se arrojó alcohol en la cara y el pecho y se prendió fuego con un encendedor, a fin de "afearse" y que su novio, de 26 años, deje de agredirla.


"¿Vos querés que sea fea?, entonces fea voy a ser". Esa fue la frase que pronunció la joven antes de prenderse fuego, de acuerdo con el testimonio que brindó el viernes ante funcionarios judiciales.


El hecho ocurrió el 1 de enero, en la localidad de La Banda, provincia de Santiago del Estero, Argentina. Según explicó la víctima, el primer episodio de violencia sucedió en la vivienda que ambos compartían en el barrio Avenida. Allí su novio la agredió por la vestimenta que tenía puesta. Luego, fueron juntos a la casa de un familiar, donde nuevamente el hombre inició una discusión y la tomó del cuello, la tiró en la cama y le tapó la boca. Allí "sus primos intercedieron" mientras "él les ordenaba que no se metan".


La joven se refugió en casa de su abuela, y tiempo después recibió un llamado del agresor en el cual le "pedía que vuelva". Ella accedió y al regresar "estaba borracho y comenzó a reclamar si había estado con otros hombres".


"Me agarró fuerte del brazo y yo le pregunté a los gritos si él quería que yo fuera fea para que dejara de celarme. Entonces fui al baño, tomé la botella de alcohol que estaba por la mitad y me eché desde la frente hasta el pecho. Nuevamente le grité si quería que sea fea para que no me celara más, agarré un encendedor del botiquín. Él me agarró de brazo, pero yo ya había prendido el encendedor. Después me abrazó y me metió bajo la ducha", agregó.



"Me prendí fuego sola. No pensaba en nada más que en ser fea para que él corte con los celos y no me pegara más", señaló. La joven se quemó el rostro, el pecho y los brazos. Su novio la puso debajo de la ducha, la alzó y la llevó al hospital, donde quedó detenido. La joven fue dada de alta y se encuentra en la casa de sus padres recuperándose de las lesiones.


El lunes 20 de enero el agresor recuperó su libertad, aunque pesa sobre él una orden de exclusión del hogar y debe cumplir con reglas de conducta.


Visita tambien 

Creado por David E. Cepeda @DavidECepeda